TU PRESUPUESTO INMEDIATO

NUESTRO BLOG
Consejos y soluciones en ventanas y cerramientos
ventanas-pvc-cristal-baja-emision

Las ventanas de PVC con cristal de baja emisión son una opción cada vez más popular en el mundo de la construcción y el diseño de interiores.

Estas ventanas ofrecen una serie de ventajas significativas que las convierten en una elección inteligente para aquellos que buscan mejorar la eficiencia energética de su hogar y disfrutar de un ambiente más cómodo y acogedor.

 

En este artículo, exploraremos en detalle las ventajas que ofrecen las ventanas de PVC con cristal de baja emisión, descubriendo por qué son una inversión valiosa para tu hogar. ¡Prepárate para mejorar el confort de tu espacio y ahorrar en costos de energía!

Ventajas de las ventanas de PVC de cristal de baja emisión

Los cristales de baja emisión, también conocidos como vidrios de baja emisividad, son vidrios recubiertos con una capa especial que reduce la cantidad de energía térmica y radiante que se transmite a través del vidrio.

Esta capa está compuesta por capas de óxido metálico, que actúan como barreras para bloquear la transferencia de calor y rayos ultravioleta. La capa de baja emisividad permite que la luz visible pase a través del vidrio, mientras que refleja la radiación infrarroja y los rayos UV.

Este tipo de cristal es especialmente beneficioso en climas extremos, donde se requiere mantener una temperatura constante en el interior del espacio, y en áreas donde la exposición prolongada al sol puede causar daños en los objetos y muebles del interior.

A continuación, te contamos todas sus ventajas. ¡Sigue leyendo!

Aislamiento térmico avanzado

Uno de los mayores beneficios de las ventanas de PVC con cristal de baja emisión es su excelente aislamiento térmico. El cristal de baja emisión, también conocido como vidrio de baja emisividad, cuenta con una capa especial que reduce la transferencia de calor entre el interior y el exterior.

Esto significa que durante el invierno, las ventanas mantienen el calor dentro de tu hogar, evitando las pérdidas de energía y reduciendo la necesidad de utilizar la calefacción.

De igual manera, en verano, las ventanas bloquean la entrada del calor exterior, manteniendo tu hogar fresco y agradable sin la necesidad de un exceso de aire acondicionado.

Reducción de costes de energía

Gracias al excelente aislamiento térmico que ofrecen las ventanas de PVC con cristal de baja emisión, es posible disfrutar de un ahorro significativo en los costes de energía.

Al mantener una temperatura más constante en el interior de tu hogar, se reduce la necesidad de depender tanto de la calefacción y el aire acondicionado, lo que se traduce en facturas de energía más bajas y una mayor eficiencia en el consumo.

Bloqueo de rayos UV

Los vidrios de baja emisividad también tiene la capacidad de bloquear hasta el 99% de los dañinos rayos ultravioleta (UV).

Esto no solo protege los muebles y objetos decorativos del decoloramiento y daño causado por los rayos del sol, sino que también proporciona una capa adicional de protección para la salud de los ocupantes del hogar, evitando la exposición excesiva a los rayos UV.

Reducción de condensación

Las ventanas de PVC con cristal de baja emisión minimizan la formación de condensación en su superficie.

La capa de baja emisividad mantiene la temperatura del vidrio más cerca de la temperatura interior de la vivienda, evitando que el aire caliente entre en contacto con el vidrio frío y se condense.

Esto resulta en ventanas más secas y una menor acumulación de humedad en el interior de tu hogar, lo que contribuye a un ambiente más saludable y confortable.

Mayor insonorización

Otra ventaja de las ventanas de PVC con cristal de baja emisión es su capacidad para reducir el ruido exterior. La capa de baja emisividad actúa como una barrera adicional contra el ruido, permitiendo que disfrutes de un ambiente más tranquilo y relajante en el interior de tu hogar.

Durabilidad y bajo mantenimiento

Las ventanas de PVC son conocidas por su durabilidad y resistencia a la intemperie. El PVC es un material que no se oxida ni se corroe, lo que garantiza que tus ventanas mantengan su aspecto y rendimiento durante muchos años.

Además, el PVC es fácil de limpiar y requiere poco mantenimiento, lo que te ahorrará tiempo y esfuerzo en el cuidado de tus ventanas.

 

Si quieres saber más acerca de cómo elegir el mejor tipo de ventana para cada espacio de tu hogar, en este post te lo contamos todo.

En Ventanas Roma somos fabricantes oficiales de ventanas y puertas Kömmerling, ya que es la marca más reconocida en España, la cual cuenta con millones de clientes satisfechos en todo el territorio.

Para nosotros, la felicidad de nuestros clientes es nuestra felicidad. Por eso solo trabajamos con empresas líder del sector que garantizan tu satisfacción. Para más información visite nuestra sección de proyectos de la web o contacta con nosotros bien por email info@ventanasroma.com o llamando al 911 649 529619 137 684.

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *